Las emisiones de deuda sostenible se multiplican por cuatro en 2019

Madrid, 10 dic (EFE).

.

- Las emisiones sostenibles en España, incluidas verdes y sociales, sumaron entre enero y noviembre 28.104 millones de euros, con lo que, previsiblemente, cerrarán el ejercicio multiplicando por más de cuatro los 6.

500 millones que se registraron en 2018. El ritmo de emisión de este tipo de bonos que se atienen a criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG en inglés) se ha intensificado de forma muy llamativa en la segunda parte del año cuando en sólo cinco meses se colocaron bonos de más de 20.

000 millones de euros, según los datos recopilados por la consultora AFI. Al tiempo, la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV) tenía registrados hasta el 25 de noviembre pasado 40 fondos de inversión éticos y otros 35 fondos solidarios, que destinan parte de sus comisiones de gestión a entidades benéficas u ong, con un volumen conjunto invertido de casi 6.

000 millones de euros (con los últimos datos disponibles hasta septiembre), casi el triple de la cifra de todo 2018. El emisor de deuda verde más activo en el mercado español es Iberdrola, que en los 11 primeros meses colocó bonos verdes por 10.

614 millones de euros en 13 emisiones. El segundo emisor ESG es la Comunidad de Madrid, que puso en el mercado bonos por 3.

186 millones de euros, todos ellos sostenibles (se usan para financiar acciones medioambientales y sociales) salvo una emisión de 48 millones destinada exclusivamente a fines sociales. En tercera y cuarta posición se sitúan el gestor de infraestructuras ferroviarias Adif y BBVA, con 1.

800 millones emitidos en bonos verdes cada uno. El ICO es el primer y único inversor estatal público que figura en la lista en este 2019, con cuatro colocaciones por 1.

552 millones, de los que 1.052 millones fueron bonos sociales y los 500 restantes verdes.

El gobierno vasco emitió títulos sostenibles por 1.100 millones, la misma cantidad que colocó la Caja Rural de Navarra.

Kutxabank, Telefónica, CaixaBank y Santander lanzaron al mercado emisiones por 1.000 millones cada una, en bonos sociales los bancos vasco y catalán, y en títulos verdes la operadora de telecomunicaciones y el banco de origen cántabro.

Cantidades menores lanzaron emisores como Naturgy (800 millones); ACS (750 millones), Repsol (500 millones), la Comunidad Foral de Navarra (50 millones), el Ayuntamiento de Barcelona (35 millones) y Grenergy Renovables (22 millones). Los datos de la CNMV reflejan que el patrimonio de los fondos éticos alcanzó 3.

807 millones de euros a cierre de septiembre y el de los solidarios sumó 2.189 millones de euros, casi 6.

000 millones en total, muy por encima de los 2.200 millones contabilizados en 2018, cuando habían crecido un 128 % frente el año anterior.

EFE .